martes, 14 de marzo de 2017

Por qué Scorpio va a ser un fracaso para Xbox y Microsoft.

Muy buenas a todos gente, Paul al teclado.


Esta vez me voy a alejar de las películas y las series y os voy a hablar de lo que para mí será el castañazo del año: Xbox Project Scorpio.



Llevamos dos de tres. Hace poco, vimos el lanzamiento de la segunda gran consola, la Switch, que ha conseguido ya unas cifras más que aceptables de ventas (gracias, en gran medida, a la obra maestra que es el Zelda Breath of the Wild). Antes, en otoño, le había tocado el turno a la PS4 Pro, cuyo lanzamiento incrementó las ventas de la ya de por sí exitosa PS4 (llegando ya a las 55 millones de unidades vendidas).


La que falta, es la de Microsoft. Project Scorpio (cuyo nombre cambiará antes o en el E3), una consola que no dejan de vender como que será la más poderosa jamás creada, y cuyos planes pasan por lanzarla al mercado en verano de este año.

Pese a que normalmente hay ciertas ventajas al ir de último, puesto que puedes sacar un producto más refinado, mejor acabado y que corrija los errores de la competencia, creo que esta vez Microsoft ha metido la pata. El éxito continuado de la PS4, y el boom que ha supuesto la Switch con unas ventas iniciales sobresalientes, han puesto a Microsoft contra las cuerdas. Si vas de último y tu competencia lo ha hecho bien, debes hacer algo realmente destacable para marcar la diferencia o los trenes habrán partido ya.

Tampoco es que se sepa mucho de la Scorpio, a día de hoy. Lo que sabemos es que:

-Será la consola más poderosa, pero

-No será tan poderosa en comparación a las actuales como para que se considere una nueva generación.

-Se va a centrar en el 4K, tanto para jugar (como ya hace la PS4 Pro) como para grabar.


Mientras tanto, Sony ha consolidado la PS4 con un catálogo plagado de grandes títulos exclusivos, como el reciente Horizon Zero Dawn, Bloodborne, Nioh, Uncharted, o los ansiados The Last of Us 2 y God of War. Nintendo no tiene un catálogo tan alucinante por ahora en la Switch, pero ha logrado muchísimas ventas de lanzamiento y de aquí a verano tendrá el Zelda, Splatoon, Mario Kart, Mario Odissey, Xenogears y algún título más que compense de sobra el precio de 300€ de la consola.


Evidentemente, Microsoft tiene su nicho de fans que acabarán comprando la consola sí o sí, aunque cada vez son menos. Muchos fans acérrimos se han visto decepcionados en esta generación, primero por la insistencia de Microsoft en que Kinect era necesario para la Xbox One, y después por el fracaso absoluto a la hora de consolidar un catálogo con exclusivos a la altura para competir con Sony y Nintendo (porque, seamos serios, Halo y Gears of War ya no son lo que eran). 

Y quién sabe, lo mismo Microsoft nos anuncia cantidad de características nuevas y alucinantes, o un catálogo secreto de juegos exclusivos que nos deja patidifusos. Pero lo dudo. 

De todas formas, saldremos de dudas el 11 de junio.

Y vosotros, ¿qué opináis de la Xbox Scorpio? ¿Funcionará o será el fracaso que vaticino?



Un saludo,
Paul J.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada