domingo, 27 de diciembre de 2015

Noragami Aragoto: Reacción (cap. 13) + Review FINAL

← Capítulo anterior                    

¡Muy buenas a todos! Se acabó Noragami Aragoto y aquí estamos por última vez analizando el capítulo y EL FINAL, OMG. Tengo muuuchos sentimientos encontrados ahora mismo, pero tras estar media hora mirando al techo reflexionando sobre lo que ha pasado, estoy dispuesta a organizar todo lo que pienso en palabras. Así que ¡bienvenidos a la última review de Noragami Aragoto!


[ADVERTENCIA: Esto es una reacción al capítulo entero, por lo que habrá SPOILERS. Léelo cuando hayas visto el capítulo ^^]

Empieza fuerte: Yato va vestido con camisa (wow *_*) caminando por la calle junto a un niño pequeño. Se me estremece el corazón. Es Ebisu. Pues sí, al final parece que Ebisu acabó muriendo. Yato le trata de manera paternal. Entran en un restaurante. ¿Sabéis qué es, verdad? Yato está cumpliendo el último deseo de Ebisu, comer un menú en la Taberna Oliva (AY, LOS FEELS).

Resulta que Yato se estaba recuperando del último combate en casa de Bishamon, pero se escapa con Ebisu hacia el mundo humano para cumplir su último deseo antes de morir (no sin antes robarle dinero a Kazuma). Ebisu pide el mismo bistec que pedían sus anteriores encarnaciones y es feliz comiéndolo.  Hiyori y Yukine parece que han encontrado a Yato y escuchan desde el exterior del local la conversación (¿las paredes son de papel o qué?).
Ebisu cumpliendo su deseo ^_^
El pequeño Ebisu está al corriente de que ha reencarnado muchas veces, así que también le pregunta a Yato sobre cómo era el anterior Ebisu, cómo fue su lucha en el Inframundo, etc., porque no recuerda nada de su anterior vida. Solo recuerda despertarse al lado del mar y sentir ganas de querer hacer felices a los demás (ay, qué bueno es Ebisu ^^). Entonces recuerda que la última vez que murió fue debido a un castigo divino y le pregunta a Yato si fue tan mal dios como para merecerse eso (¿quién narices le ha contado esto tan pronto? ¡Pobre niño!).
Yato, muy alterado, le grita que él era genial, que era bondadoso y que su fuerza era incomparable con la de él mismo. 
Entonces vemos la muerte de Ebisu. Apartó a su tesoro sagrado para que no muriera con él y le dijo a Yato que estaba contento de haberle conocido y que no quería morir. Un flashback nos muestra cómo desde pequeño le habían dicho que no pasaba nada si moría, porque siempre resucitará sin problemas. Pero las palabras de Yato le habían hecho ver que si despreciaba la muerte estaba despreciando su vida.

Yato se siente culpable por la muerte de Ebisu. Realmente quería salvarle y demostrar que solo deseaba el bien. Todo el espectáculo os recuerdo que lo están viendo Hiyori y Yukine y que están a cuadros.
No se lo merecía :'(
Cuando Ebisu fue a casa de Bishamon para ver a Yato, le contó a Bishamon que Kunimi será ahora su supervisor (el único que sobrevivió al viaje al Inframundo). Iwami, su supervisor anterior, está en busca y captura por el cielo porque está acusado de no haber sabido guiar bien a su dios, por lo que se quedará escondido con Bishamon (¡qué maja es Bishamon!).

Kunimi le cuenta lo ocurrido a los dioses de la fortuna (de fondo se ve a Aiha en silla de ruedas, pobrecilla): Ebisu en cada encarnación se ha dedicado a estudiar las bestias porque a pesar de ser un dios de la fortuna, se acaba dando cuenta de que el dinero no da la felicidad. Por eso pretende dominar las bestias para evitar catástrofes, por el bien de la humanidad. Dato importante: Kunimi dice que no se sabe dónde está ahora el creador de nombres.

Por la noche, Yato le dice a Yukine que hablen (Pobre Yukine, ya estaba metido en la cama, eso para mí es pecado). Van al lado del río (parece el mismo lugar en el que se encontró con Nora antes de ser “secuestrado” por ella y su padre) y ahí le confiesa a Yukine que recientemente ha matado gente con Nora y que a pesar de haber hecho lo de siempre, quiere ser como Ebisu y hacer feliz a los demás. En ese momento aparecen dos invitadas: Hiyori, que observa desde lejos en modo fantasma y... NORA, que no se quedó atrapada en el Inframundo la muy &*%ç+**!!! (¡Yato, libera a Nora y mándala a paseo de una maldita vez! ¡Demuéstrale a Yukine que vas en serio!).

La conversación con Nora nos deja clara una cosa: Ebisu murió en lugar del padre de Yato. Parece que Ebisu fue la cabeza de turco que eligió el cielo para pagar lo ocurrido con los tesoros de Bishamon y las bestias con rostro. Por si no nos había quedado claro ya que el padre de Yato es alguien poderoso. Nora comienza a despreciar a Yukine, pero pronto le llega su merecido: YATO LE LIBERA (¡Por fin! En ese momento me levanté y di vueltas alrededor del portátil).
Ahí te pudras, mal bicho
Yato ha dejado claro del lado de quién está. Entonces le pide ayuda a Yukine sobre cómo hacer el bien a pesar de ser un dios de la calamidad y estar la habilidad de matar en su naturaleza. El consejo de Yukine es digno de un buen guía: si es bueno matando, que mate a las bestias y así impedirá que creen infelicidad en la gente. Hiyori aparece y desea que ese deseo se haga realidad y el capítulo acaba con Yato y Yukine listos para la acción y cazar bestias de nuevo.

Pero tranquilos que lo potente está en la escena tras el ending: el poseedor del creador de nombres observa a Yato y se burla de él. Es su padre. Y ese no es otro que FUJISAKI. (Sí, me explotó una arteria a mí también). Y FIN.
Esta última escena ha sido brutal

Mi análisis sobre final
Voy a ir por partes, ¿vale?

Fujisaki
Por un lado me ha fastidiado la escena final en la que descubrimos que Fujisaki es el padre de Yato. Entiendo que es necesaria, porque ya llevábamos muchos capítulos queriéndole ver la cara al padre de Yato de una maldita vez (y nos hemos quedado todos a cuadros, venga, no mintáis). Sin embargo, lo malo de este final es que ha abierto más preguntas de las que ha respondido. ¿Quién es realmente Fujisaki? ¿Cuál es su poder? ¿Pretendía conquistar a Hiyori para que se olvidase de Yato o había otro motivo? ¿Cómo fue realmente el pasado de Yato y Hiiro? Esto último lo digo porque tengo la sensación de que Nora es algo más que un simple shinki para Yato. Por su forma de hablar hasta parecían hermanos (y Nora le llama "Padre" al padre de Yato...).
En resumen, en cuanto a este tema me alegro de que se haya cumplido mi expectativa de que Fujisaki no era simplemente un secundario más cuya función solo era ahuyentar a Hiyori del mal camino, pero ese final me lo tomo como trailer para una tercera temporada que espero que vea la luz. Me da rabia estar con hype durante meses, pero qué se le va a hacer. Me hubiera molestado mil veces más que no se volviera a mencionar al padre de Yato y que hubiera un final 100% feliz.

Yato
La evolución de Yato en esta temporada ha sido muy notable y lo han convertido en un personaje mucho más rico y profundo que en la primera temporada, algo que agradezco mucho. Me ha gustado ver cómo ha pasado de ser alguien solitario a intentar cambiar y apoyarse en quienes le rodean para sacar lo mejor de él mismo. La evolución de Yukine también me encanta, pero creo que es más fácil de percibir (por eso no la resalto tanto). En resumen, cada vez me gusta más como protagonista.
ANTES vs. DESPUÉS
¿Os habéis dado cuenta de que en este capítulo Yato sonreía al final del opening? Me ha encantado este detalle *_*
Ebisu
Ebisu al principio nos caía un poco mal a todos, ¿no? Básicamente porque quería comprar a Yukine y se veía de lejos que andaba metido en algo turbio. Además, en el opening sale luchando contra Yato, por lo que pensé que sería un enemigo para Yato como lo fue Bishamon. Sin embargo, aunque haya aparecido a mitad de temporada, es un personaje clave para que Yato reflexione sobre su verdadero propósito como dios. Pero no olvidemos que Ebisu también sale ganando de su encuentro con Yato, porque gracias a él comienza a apreciar su vida y su tiempo. Desde pequeño aprendió a no darle importancia a la muerte, por lo que tampoco se la daba a la vida. Creo que es una buena enseñanza la que nos deja su historia. También creo que tanto el pasado de Ebisu como el de Yato nos pueden hacer reflexionar sobre la importancia que tiene algo que llevamos creyendo desde pequeños y que consideramos que "está en nuestra naturaleza". Ha sido genial ver cómo desde su encuentro, Yato y Ebisu han decidido cambiar. Ha pasado a ser uno de los mejores personajes de la serie para mi gusto.

Concluyendo, creo que ha sido un muy buen final (tanto que no me ha importado que no haya habido Yatori) y una temporada genial, con más capítulos potentes que flojillos. Hemos conocido el pasado de la mayoría de personajes y los hemos comprendido mejor, pero sin perder la acción ni los combates épicos (y tanto la ost como la animación me siguen fascinando). Disfruté mucho viendo el pasado de Bishamon y su relación con Kazuma (Kazuma es mi debilidad, creo que ya lo sabéis. Os pareceré pesada, pero os recuerdo que ME CREÍ SU MUERTE, ¿VALE?), pero también el misterio del padre de Yato y Nora me ha mantenido en vilo hasta el final.
Espero que confirmen tercera temporada o me haré con el manga. El hype me puede.

¡Pues se acabó lo que se daba! Ha sido un verdadero gustazo escribir estas entradas semanalmente. Y tranquilos, que Noragami se termina pero está a punto de empezar una nueva temporada llena de animes interesantes, así que seguiréis encontrando reviews semanales por aquí ;)

Mil gracias por haber leído hasta aquí y haberme acompañado en este gran anime, de verdad ^_^  ¡Espero vuestra opinión aquí abajo y seguid creyendo SIEMPRE en Yato!


Un placer, señores.

2 comentarios:

  1. Hola jeje quería saber si harías un review de la ova que sale el 17 de marzo de noragami Aragoto. 😊🙏

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Por supuesto que sí que haré review de la ova, la estaré esperando como agua de mayo :D ¡Gracias por pasarte!

      Eliminar