sábado, 17 de octubre de 2015

Noragami Aragoto: Reacción (Cap. 3)

 ← Capítulo anterior                     Capítulo siguiente→

Bueno, bueno, capitulazo el que salió ayer de Noragami Aragoto. Han pasado cosas muy bestias y me muero por comentarlas, así que seguid leyendo, que vamos al grano.


 [ADVERTENCIA: Esto es una reacción al capítulo entero, por lo que habrá SPOILERS. Léelo cuando hayas visto el capítulo ^^]


Al principio vemos a Aiha, una de los tesoros de la “élite”de Bishamon (la que se convierte en armadura), que está siendo infectada por las bestias. ¿Será gracias a las “medicinas” de Kugaha? Todo apunta a que sí... Parece preocupada por su estado, pero Kugaha le dice que sabe cómo puede serle útil a Bishamon (¿CÓMO? Ay, el amigo Kugaha la va a volver a liar).

Después del opening que cada vez me parece más épico, vemos una escena PRECIOSA de Hiyori y Yato, en la que ella pasa de insultarle por estar espiándola a decirle que nunca le olvidará y le hace la promesa de ir a verles a Yukine y a él todos los días. Yato no se espera esto, se sonroja muchísimo (OMG *_*) y se vuelve a meter en el cubo de basura a asimilarlo.
Yato- Espero que esa mentira sea verdad.
Hiyori, la única que hace sonrojar a Yato

En la siguiente escena, Kazuma acude preocupado a Kugaha porque Bishamon cada vez está peor (la verdad es que la pobre lleva chunga desde el capítulo 1). Kugaha lo atribuye a la muerte de Suzuha (lo que evidentemente es mentira, aquí el que está corrompiendo, envenenando o vete a saber qué más, es ÉL). Kazuma se siente mal por no haberse dado cuenta antes de que algo tan grave había pasado.
Aquí tengo que hacer un inciso y decir que Kazuma es uno de los personajes que mejor me cae. Siempre se preocupa por cuidar de Bishamon (a la que él la llama por su nombre, Vina) y, bueno, me encanta ese lado tan protector.

Tras ver una escena en la que Yato le recomienda a Yukine que se aleje del cerezo, Bishamon se despierta y parece que ha soñado con el difunto Suzuha. Kugaha le deja caer que es una pena que Kazuma no esté ahí (porque decidió hace dos escenas ir al mundo humano a investigar la muerte de Suzuha) y le suelta, como quien no quiere la cosa, que una vez Kazuma bajó a dicho mundo y se encontró con un tesoro sagrado de Yato (Yukine, como recordaréis de la primera temporada). Como es de suponer Bishamon se queda de piedra y lo interpreta como una traición.

Volvemos al mundo humano, donde Yukine encuentra a Kazuma dejando flores en el cerezo, a modo de tumba (¿os he comentado ya que Kazuma me cae genial?). Esto afecta a Yukine y por ende también a Yato, quien nota una presión en el pecho (éste detalle de la relación shinki-dios es uno de los que más me han gustado siempre de Noragami), se sienta a descansar y... ¡Aparece Nora en su cara! Le habla de la fragilidad de los vínculos y de lo que pasa cuando un vínculo se rompe... ¿Se referirá a su vínculo con Hiyori?

Nora, no le deshagas el pañuelo
A continuación vemos a un Kazuma sintiéndose extremadamente culpable que, cuando se teletransporta a la mansión de Bishamon, se lleva sin querer a Yukine, que le ha agarrado justo antes intentando detenerle y preguntarle por Suzuha. Ya os imagináis la repercusión que puede tener para Bishamon el ver en sus dominios a un shinki de Yato... Bueno, no os lo tenéis que imaginar mucho, porque les hace la gran pillada (ojo a la cara de perturbado de Kugaha). Y llegamos al clímax del capítulo: Yukine se le encara a Bishamon por la muerte de Suzuha, recriminándole que hacía años que no le llamaba y que no había sabido velar por él. Como era de esperar, los otros tesoros sagrados presentes, comienzan a verse afectados. En defensa de Bishamon sólo podemos decir que sí, debe ser difícil repartir la atención y el cuidado entre tantos tesoros.
Yukine- Me río de que seáis una familia.
Y ojo ahora a la conversación entre Kazuma y Bishamon, cuando ésta le pregunta si es cierto que ha estado previamente ayudando a Yato.

Kazuma- ¡El no es tu enemigo, es tu salvador!
Bishamon- Mentira, él asesinó a mi familia, a mi clan.
¿No pudo quitarle el nombre o no quiso?

Y... ¡DESTIERRA A KAZUMA! Casi me caigo de la silla. En un principio parece que quiere quitarle el nombre (y así dejar de pertenecerle), pero finalmente no lo hace. Éste es un detalle que no se nos puede escapar. Aunque tal vez hubiera sido mejor que excomulgase a Kazuma y se diera cuenta de que ella sigue sintiéndose débil e impura (así tal vez vería que quien está corrompiendo es Kugaha).
El resto de tesoros de la élite reconoce lo importante que Kazuma era para Bishamon, cuando aparece Kugaha a echar leña al fuego y decirles que no aprecien a un traidor. Sin embargo, parece que nadie sabe porqué Yato mató en el pasado a los tesoros sagrados de Bishamon (recordemos que ella los llama familia).

Después vemos que Kazuma ha sido acogido por Kofuku y Daikoku (Éste último se queja a Yato diciéndole “No quiero hijos ninis” xD). Yato le dice que no se sienta culpable. Yukine está arriba, hecho un ovillo y llorando (que muera tu único amigo no es para menos). ¿Yato está borracho? No recordaba que los dioses pudieran hacerlo... Kazuma entiende entonces que Yato corre peligros para estar con Hiyori (no, no volveré a decir lo bien que me cae Kazuma, aunque cada minuto que pasa me da más motivos). ¿Soy la única que se tiró de los pelos porque a Kazuma no se le ocurrió preguntarle a Yato si sabía quién había matado a Suzuha?


En la escena final, aparece Aiha, el tesoro sagrado infectado que hemos visto al principio, con una vara encantada mientras Yato está con Hiyori a solas en el parque. Parece que es así como Kugaha la ha convencido de serle útil a Bishamon. Yato cree que su diosa la ha enviado, pero está claro que está bajo las órdenes de Kugaha (tal vez por él ha conseguido esa vara hechizada). Yato se cabrea bastante, porque sin Yukine no puede luchar y es muy vulnerable. Atención a este diálogo:

Aiha- ¿Osas levantarle la mano a una chica? 
Yato- A un Dios le da igual que seas mujer o bebé. No olvides que yo maté a tus compañeros.
Espera, ¿QUÉ? Me esperaba el comentario sexista pero, ¿Y la ida de olla de Yato? Me ha parecido exagerada esa manera de meterle miedo.

Ya van dos capítulos que a Yato le atacan cuando está solo
Aiha huye y Yato la persigue, dejando a Hiyori sola en manos de Kugaha. Está claro que han caído en una emboscada. Y... ¿Quién aparece para salvar a Hiyori y descubre el pastel? ¡El bueno de KAZUMA!
Éste puede paralizar a Aiha, pero no a Kugaha, quien avanza hacia él, le señala la frente y pronuncia la palabra “sueño”. ¿Qué narices ha pasado? ¿Lo ha dejado en coma?
Por último, no sabemos cómo, pero parece que Yato ha conseguido librarse de las bestias y vuelve al parque, donde descubre el cuerpo de Hiyori. Ésta ha sido secuestrada por Kugaha
Y fin.
"¡Sueño!"

Parece que ha secuestrado a Hiyori para que Yato vaya a buscarla y así enfrentarse a Bishamon. De momento seguimos suponiendo que el objetivo de Kugaha y Nora es acabar con Bishamon, pero quién sabe si no tienen algo preparado para Yato... ¿Por qué Bishamon no nota que dos de sus tesoros sagrados (Kugaha y Aiha) están profundamente corrompidos e incluso Aiha está infectada por las bestias?

A juzgar por el avance del próximo capítulo, vamos a ver POR FIN algo del pasado de Bishamon y Yato. Veremos si mis teorías se van confirmando. ¿Por qué creéis que Yato mató a todos los tesoros de Bishamon? ¿Por qué Kazuma lo considera el salvador de Bishamon? ¿Podría ser que en el pasado Yato vio que la única manera de salvar (de a saber de qué) a Bishamon era matando a sus shinkis?


¡Contadme vuestras opiniones y teorías aquí abajo!
Nos vemos en el próximo capítulo, seguid creyendo en Yato hasta entonces ^^


-Namidere

2 comentarios:

  1. Una teoría podría ser que como Bishamon siempre ha recogido tantos tesoros sagrados, en el pasado alguno de estos se corrompiese, y como ya han dicho anteriormente la corrupción en un estado avanzado se contagia enseguida, esto podría haber afectado a la mayor parte de los tesoros de Bishamon, por eso Yato para salvarle recurrió a matarlos, debido al grado de corrupción y por eso también Kazuma dice que en realidad es su salvador. También da la sensación de que Yato y Bishamon en el pasado hayan tenido una relación bastante especial.. aunque esto ya son habladurías mías XD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Pablo! Pues sí, podría ser eso perfectamente OMG O_O Claro, si muchos tesoros sagrados estuvieran contagiados a la vez, sería muy difícil hacer la ceremonia de purificación a la que sometieron a Yukine. Pero de ser así, ¿cómo empezó esa corrupción? ¿Y por qué Bishamon dejó que se extendiera? Se me ocurre que ella podría llegar a decir que prefería morir con sus tesoros sagrados a quitarles el nombre y desterrarlos o a matarlos... Pero en cambio acabamos de ver con qué ligereza destierra a Kazuma al mínimo indicio de traición, que es precisamente su mano derecha y su tesoro sagrado más destacado. Por otra parte, si Yato mató a los shinkis de Bishamon para salvarla, ¿por qué no lo entendió ella como un acto de amor? A ver, un dios sin tesoros sagrados se vuelve bastante vulnerable y débil, sin embargo, ahora que tiene un ejército de tesoros se le podría haber pasado un poco el mosqueo...
      Y sí, yo también creo que entre Yato y Bishamon HUBO TEMA xD
      Veremos qué pasa el viernes *_*
      Gracias por leernos <3

      Eliminar