sábado, 28 de noviembre de 2015

Noragami Aragoto: Reacción (Cap. 9)

 ← Capítulo anterior                     Capítulo siguiente→

¡Muy buenas, seguidores del yatoísmo! Aquí estamos puntuales reaccionando al capítulo 9 de Noragami Aragoto, un capítulo bastante intenso que me apetece mucho analizar aunque ha habido una cosa que me ha sacado de quicio. ¡Comencemos!


[ADVERTENCIA: Esto es una reacción al capítulo entero, por lo que habrá SPOILERS. Léelo cuando hayas visto el capítulo ^^]

Como recordaréis del capítulo anterior, Yato debe cumplir el último encargo de su padre con la ayuda de Nora, que es resucitar a un hechicero. Por eso empezamos con Nora y Yato adentrándose en el mundo de los muertos. La misión es hacerlo sin que la Diosa de la Muerte le pille, una diosa inmortal llamada Izanami.

Mientras Hiyori acepta a ir a una cita triple a ciegas para acompañar a su amiga, todos los dioses se reúnen en una Asamblea Divina. En ella, Bishamon y Kofuku notan que Yato debería estar ahí, ahora que es un dios oficial. En la asamblea descubrimos nuevos datos importantes sobre el hechicero (al que decidieron investigar en el capítulo 7): para controlar a las bestias, hay que darles nombre. Lo dejan claro: es Ebisu. Y están dispuestos a ir a por él.

En el mundo de los muertos, Yato ya se ha encontrado con Ebisu. No me esperaba humor en esta parte, pero el caso es que aprendemos que Ebisu es prácticamente un inútil sin sus tesoros sagrados (dice tal cual que no sabe ni atarse los cordones de los zapatos). Y sí, nuestras sospechas eran ciertas, le mola controlar a las bestias como si fueran tesoros. Algo que si se le va de las manos le produce una severa infección. Ebisu busca a Izanami para que le dé el "creador de palabras", algo que parece servir para bautizar ayakashis y seguir tratándolos como tesoros.

Ebisu y Yato con un mismo objetivo, quién nos lo iba a decir

Antes de que se den cuenta, la Diosa de la Muerte está ante ellos. Su aspecto depende de quién la mire. Ebisu ve a una señora mayor (que más adelante sabemos que es su madre), pero Yato ve a una Hiyori en kimono y enseñando pechamen. Izanami comenta que es la segunda persona que viene en busca del creador de palabras, que es una caja con pinceles y papel para poder crear bestias. Ella dice que lo utiliza para crear a sus amigos porque ella está sola y ningún amigo querría estar con ella (muchacha, eres la muerte, solo tendrás amigos suicidas). Así que les entregará el bautiza-bestias si uno de ellos se queda con ella para ser su amigo. Evidentemente, Ebisu y Yato comienzan a luchar a muerte.
Durante el combate, Ebisu nos revela que resucita tantas veces porque es capaz de controlar a los con-rostro. 

Ebisu- ¿Con qué fin existes, Dios Yato?

Hagamos un inciso aquí. ¿A qué se refiere con eso? El caso es que Yato era un Dios de la Calamidad, pero nadie cree en él ahora para tal fin. Sin embargo, quien cree en él es Hiyori, además de todos los encargos que ha ido cumpliendo a cambio de 5 yenes. Desde que Yato tropieza con Hiyori en el capítulo 1 de Noragami, él solo quiere hacer felices a los demás y hacer el bien. Es interesante que se nos sugiera que un Dios pueda cambiar de objetivo o de finalidad en su "vida".

Justo cuando parece que Ebisu está débil, éste llama a Nora, que se convierte en una pistola que apunta a la frente de Yato. Sí, Nora también es tesoro de Ebisu. Si ya me daba rabia ver a Yato dejándose guiar por Nora, ahora me siento estafada a bastantes niveles. Esto hace que Yato quede desarmado, por lo que Izanami se alegra: ya hay un ganador. 
Sin embargo todo es una estrategia de Ebisu, quien le dejó claro a Yato antes de comenzar a luchar que no negociaría con ella en serio. Pues menos mal, parece que aún se puede confiar un poco en él. Se hacen con el creador de palabras y huyen por patas. Yato siente que está cerca de volver a ser libre y de reunirse con Hiyori y Yukine, por fin.

Yato es tan sexy que hasta la Diosa de la Muerte le intenta seducir
¿Qué ha pasado en el mundo de los humanos? Por un lado, vemos que Yukine ha mejorado muchísimo gracias a los entrenamientos de Kazuma, quien le va a visitar porque está preocupado por la ausencia de Yato. Nota que Yukine está bastante tranquilo a pesar de no tener ni idea del paradero de su dios. Esto lo hace porque si estuviera nervioso, Yato sentiría malestar. Amigos, como buen guía, Yukine ha madurado.

Pasemos a lo que ha desatado más indignación en este capítulo. La triple cita en el parque de atracciones está saliendo fenomenal, aunque Hiyori tiene la sensación de que falta alguien a su lado (refiriéndose a Yukine y Yato). El chico que acaba estando más con ella es Fujisaki, el que le salvó del resbalón en el capítulo anterior y que se nota que está coladito por ella. En una tienda de regalos, decide comprar dos regalos... ¿Para quién? No consigue acordarse. Mientras está viendo un desfile en el parque de atracciones, Hiyori sigue sintiéndose mal porque nota que ha olvidado a alguien.
Cuando comienza a llorar, Fujisaki le besa. Y fin.

Ante ustedes la imagen con la que Fujisaki se ha ganado el odio de los fans
Vale, esto último me ha puesto de los nervios. En primer lugar, Hiyori, ¿cómo que no recuerdas para quién son los regalos? ¡Ha pasado un mes desde que no ves a Yato! ¡UN MÍSERO MES! ¿Y LE OLVIDAS? ¡QUE LE REGALASTE UN SANTUARIO HACE DOS CAPÍTULOS Y DIJISTE QUE QUERÍAS ESTAR A SU LADO! Espero que esto se deba a otra especie de hechizo como en la temporada pasada, o puede deberse a que si Yato está mucho tiempo sin estar en el mundo humano acabe siendo olvidado. Ojalá haya una explicación a esta amnesia repentina de Hiyori porque no la entiendo y me saca de mis casillas. Tiene que haberla, chicos, YATORI TIENE QUE SER REAL.
En segundo lugar, TÍO RANDOM, QUÍTALE LAS MANOS DE ENCIMA A HIYORI. Estaba llorando, ¿sabes? Dale un pañuelo o pregúntale qué le pasa, no le des un beso así porque sí, porque ahora es buen momento que tiene la guardia bajada. ¿Te motiva que llore o qué pasa contigo?

¿Va a tener un peso importante en la trama Fujisaki o está allí simplemente para que Hiyori se distraiga más y se olvide de Yato? ¿Qué opináis vosotros? ¿Pensáis que cuando Yato llegue al mundo humano Hiyori le habrá olvidado y será demasiado tarde? 

En el avance del siguiente capítulo vemos a Yato luchando contra Izanami, a algunos secundarios preocupados y a Hiyori estudiando tranquilamente en la biblioteca. Vamos, que no nos adelanta nada que no intuyamos.

El peinado de Hiyori me ha desconcertado durante todo el capítulo. HIYORI, EXPLÍCAME QUÉ HACES CON ESE MOÑO

En fin, de momento todo apunta a que en el próximo capítulo habrá pelea. ¡Volveremos a estar aquí la semana que viene para comentarlo! Seguid creyendo en Yato hasta entonces ;)

6 comentarios:

  1. Menuda idignación me ha entrado con el beso, toda la serie esperando a que pase algo mas entre Yato y Hiyori y ahora aparece Fujisaki y se aprovecha de la situación, me ha dado mas rabia esto que cualquier comportamiento de Nora,habrá que ver la reacción de Yato si se entera de esto.Por otra parte cada vez se deja ver mas a este ''Padre'', habrá que ver de que forma es un ''Padre'' para Yato, porque de momento solo sabemos que los dioses nacen con los deseos de las personas, no es que tengan padres y madres. También tengo que comentar que Ebisu no me parece mal tipo, habrá que ver como se desarrolla la trama.MALDITO FUJISAKI, QUE RABIA ME HA DADO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Volviste, Pablo Franco! :'D
      Se ve que al amigo Fujisaki le mola entrarle a las chicas que lo pasan mal. Y sí, me molesta enormemente que el primer beso de la temporada sea con este tío que apareció en el capítulo anterior.
      La verdad es que yo también tengo muchísimas dudas sobre el "Padre" y porqué Yato le obedece sin rechistar, como si le debiera algo.
      En cuanto a Ebisu, el que admitiera tranquilamente que sin sus tesoros es inútil y que prefiriese traicionar a Izanami en lugar de Yato han hecho que me caiga bien automáticamente xD
      ¡Gracias por pasarte y por comentar! <3

      Eliminar
  2. Ya explicaron que los humanos se olvidan muy rápidamente de los Dioses/Regalias (a no ser que se trate de un Dios super popular como Tenjin o Bishamon). No es que a Hiyori no le importe Yato, sino que los humanos se olvidan rápidamente de ellos. Ya lo enseñaron con Suzuha y la chica que cada verano se olvidaba de él, y el capítulo pasado con el chico al que hacían bullying en la primera temporada pero que ya no recuerda a Yato.

    Pero sí, Fujisaki a la hoguera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes mucha razón con lo de lo fácil que es para un humano olvidar a dioses/regalias, ¡casi lo olvido!
      Sin embargo me esperaba que Hiyori, al ser humana pero estar conectada al mundo de los dioses le costase un poco más olvidarle, al menos más de un mes. :(
      Ojalá se cumpla lo que dices y QUE ARDA FUJISAKI :D
      ¡Muchas gracias por pasarte!

      Eliminar
  3. Un poco tarde mi comentario, pero haré algunas correcciones.
    Cuando Ebisu mira a Izanami, lo que ve es a una Sra. mayor que le cocina las hamburguesas que a el le gustan. Izanami en realidad es su madre (de Ebisu), pero lo abandonó apenas nació.
    Hiyori no tiene la culpa de olvidar, pobre de ella, aguantó mucho tiempo (un mes es mucho comparado a como olvidan otros humanos) buscando a Yato y preocupándose de él, pero Yukine casi no pasó tiempo con ella porque se dedicó a estudiar con Kazuma, y ella comenzó a perder sus recuerdos.

    ResponderEliminar