lunes, 17 de agosto de 2015

Kamigami no Asobi: el otome se convierte en anime.

¡Buenas noches, hoy les habla Amonet!

Es común que un manga se convierta en anime, y estos últimos años los juegos otome han empezado a seguir esa moda. Tenemos ejemplos como Uta no prince-sama, Hakuouki, Diabolik Lovers, Amnesia o Kamigami no Asobi, entre otros. Esta entrada se centrará en este último.

Kamigami no Asobi, aka uno de mis otomes favoritos♥



Kamigami no Asobi se estrenó como anime el 5 de abril del pasado año en Japón, después del éxito que tuvo el juego, que salió a la venta en octubre del 2013.

Para no haceros muchos spoilers, os diré que trata de una chica, Yui Kusanagi, que se tiene que encargar de devolverles su "humanidad" a los dioses: debe restablecer el lazo entre deidades y mortales que cada vez es más débil y que si desaparece, provocará el caos.

La verdad es que esta protagonista me sorprendió muy gratamente. De los animes basados en otome que he visto, esta es la que tiene más personalidad, la que parece menos "muñeca de trapo". En otros animes, parece que la mujer protagonista no tiene ni voz ni voto en las decisiones que se toman y simplemente obedece y se deja hacer. (Véase Amnesia o Diabolik Lovers. Pero no voy a hablar de estos dos ahora porque me hierve la sangre y podría empezar a romper cosas)

Prosiguiendo con la historia, todo comienza cuando Zeus teleporta a la chica a un espacio que él mismo ha creado: un instituto. Ahí se va encontrando con los que serán sus compañeros de clase:

Loki Laevatein, Hades Aidoneus, Takeru Totsuka o Susano'o (arriba)
Balder Hringhorni, Apollon Agana Belea y Tsukito Totsuka o Tsukiyomi (abajo)
Mirad qué hermosuras. 

Hades es mi favorito, sin duda. Sin él no habría drama, y ADORO el drama. Pero de eso ya hablaré en otra entrada, que si no me centraré demasiado en él y no conviene. Que de momento os tengo que dar buena impresión. Tengo que contener mi fangirleo. 

Al principio la mayoría son unos bordes de mierda un tanto reservados y no quieren ir a clase ni relacionarse con los demás, pero a medida que se van enamorando de ella (es un haren, tenía que pasar) todos acceden a ir a las clases e intentar llevarse bien.

El primer capítulo comienza con una secuencia en la que probablemente no os enteréis de nada. Es un flashforward de la "batalla final", en la que todos los dioses nos muestran sus -para nada parecidas a las de Sailor Moon- transformaciones.

Que sí, que sí, mirad este vídeo. 

Después de este vídeo, no sé qué más puedo decir para convenceros de que veáis este anime. Normalmente está centrado en el público femenino, pero oye, que unas risas os vais a echar por muy hombres que seáis. Aunque nunca seréis tan divinos como los dioses de Kamigami no Asobi.

La verdad es que el anime en general me gustó bastante, así que probablemente escriba más sobre él por aquí. Me apetece contaros cosas de los personajes y de la historia en general, así que no os extrañéis si veis otra entrada sobre estos divos muy pronto.

De momento, tengo un post sobre un juego al que estoy bastante viciada, así que esa será la próxima que leáis escrita por mi. ¡Espero que esta os haya gustado!

-Amonet.

No hay comentarios:

Publicar un comentario